Sociedad Industrial: Antecedentes, Características, Clases Sociales

La sociedad industrial es un término usado para describir el tipo de sociedad surgido tras la Revolución Industrial y que supuso el paso de la sociedad premoderna a la moderna. El concepto es muy utilizado en la historiografía y en la sociología, denominándola también esta última como sociedad de masas.

La aparición de este tipo de sociedad humana no fue homogénea. Los primeros países en los que surgió fueron Gran Bretaña, parte de Europa Occidental y Estados Unidos. En otras partes del mundo el proceso fue mucho más lento, e incluso según muchos especialistas existen actualmente muchos países que aún viven en una estructura social pre-industrial.

El principal cambio generado esta sociedad fue que la productividad se convirtió en lo principal. La agricultura perdió importancia y los adelantos técnicos hicieron que el peso económico pasara a las fábricas.

Por esto nacieron nuevas clases sociales, sobre todo la burguesía industrial, dueña de los medios de producción; y la clase obrera o proletariado.

Antecedentes y aparición de la sociedad industrial

La sociedad industrial está estrechamente relacionada con la Revolución Industrial que la hizo posible. Esta comprende un periodo muy amplio, ya que no se dio al mismo tiempo en todos los países. La mayoría de los historiadores colocan su comienzo en las últimas décadas de siglo XVIII.

El cambio que supuso afectó a todos los aspectos sociales: desde la economía hasta las relaciones entre las distintas clases sociales.

Antecedentes

La era pre industrial tenía a la agricultura, la ganadería, la artesanía y otros sectores similares como ejes de la sociedad. Esto suponía que gran parte de la producción se dedicaba al autoconsumo, con muy poca presencia del comercio.

La aparición de la burguesía y los avances técnicos que comenzaron a aparecer, hicieron que esas características fueran cambiando poco a poco.

Cambios en la agricultura

Aunque la sociedad industrial tiene como principal elemento diferenciador la potenciación de la industria, no podría entenderse el cambio de las relaciones económicas sin nombrar también los adelantos en la agricultura.

En este sector empezaron a utilizarse nuevas técnicas, como la irrigación, los abonos o la maquinaria. Esto hizo que aumentara la producción, con la consiguiente aparición de excedentes que permitieran el comercio.

Además, parte de los trabajadores agrícolas pasan a ser innecesarios, teniendo que emigrar a las ciudades y a trabajar en las fábricas.

Liberalismo económico

En el plano ideológico-económico, la aparición del liberalismo es uno de los elementos más importantes que colaboraron en el nacimiento de la sociedad industrial y, a su vez, explican parte de sus características.

La aparición del comercio implicó que cambiara la mentalidad económica. La producción dejó de ser solo para el autoconsumo y el comercio o mercantilismo, y se convirtió en un aspecto importante para la riqueza de las naciones y de los individuos.

Este proceso, que se inició tímidamente en el siglo XVII, se fue consolidando. Propugnaba que el Estado debía dejar de intervenir en el mercado, dejando que este se regulara por sí mismo.

La importancia que se le empezó a dar a la producción es uno de los elementos que impulsó la Revolución Industrial. La ciencia y la técnica se pusieron al servicio del incremento de esta producción, y las fábricas —mucho más rentables— sustituyeron al sector agropecuario.

Los avances tecnológicos

Sin el avance de la tecnología nunca se hubiera llegado a la Revolución Industrial ni a la sociedad que nace de esta. La creciente población y la búsqueda de la riqueza propugnada por el liberalismo obligó a que la producción tuviera que aumentar rápidamente.

Esto se logró introduciendo nueva maquinaria. Tanto en el campo como, sobre todo, en las fábricas, cada vez se utilizan más máquinas para aumentar la productividad.

Por ejemplo, en sectores como el textil o el metalúrgico, estas innovaciones cambiaron totalmente la manera de trabajar.

Características de las sociedades industriales

Los cambios que se produjeron al pasar a la sociedad industrial afectaron a todas sus estructuras. Se generaron cambios socioeconómicos, culturales, de poder y tecnológicos.

Tecnológicos y energéticos

Aunque lo que más suele llamar la atención dentro de los cambios producidos en la sociedad industrial son los adelantos técnicos aplicados a la producción, también se produjo una transformación en el aspecto energético.

Los combustibles fósiles, como el carbón o el petróleo, comenzaron a usarse mucho más. Ya sea en el campo o en la industria, resultaron fundamentales para mantener el ritmo productivo.

Conforme la población aumentó también lo hizo la mecanización, hasta llegar a la sustitución de muchos trabajadores por las máquinas.

Culturales

La investigación en todos los ámbitos conllevó un gran aumento de los conocimientos, aunque en un principio estuvieron reservados a la pequeña parte de la sociedad que podía formarse.

Por otra parte, se produjo un traslado de población del campo a la ciudad, unido al aumento de la natalidad. Los adelantos médicos se tradujeron en el descenso de la mortalidad, con lo que la demografía experimentó un gran crecimiento.

Socioeconómicos

Una de las características más importantes de la sociedad industrial es la transformación de las estructuras económicas y sociales que supuso.

La burguesía, que había aparecido con los gremios artesanos y la acumulación de riqueza, pasó ahora a ser propietaria de las fábricas. Se convirtieron en una de las capas más económicamente favorecidas de la población, lo que les llevó también a ocupar poder político.

Al mismo tiempo, los antiguos campesinos que emigraron a la ciudad acabaron trabajando en las fábricas, la mayoría de las veces en condiciones lamentables. Esto les llevó a organizarse, con lo que aparecieron los primeros movimientos obreros.

Clases sociales

Como se señalaba anteriormente, durante el nacimiento de la sociedad industrial se produjo un cambio en las relaciones sociales: aparecieron nuevas clases, muchas veces enfrentadas entre sí. La desigualdad económica y de derechos fue una de las características de ese periodo.

Burguesía industrial

La burguesía venía ascendiendo económica y socialmente desde la Alta Edad Media, cuando aparecieron los gremios y las ciudades comenzaron a ser importantes. Con la sociedad industrial alcanzó su punto más alto.

No era una clase compacta, ya que existían varios tipos de burgueses. Por una parte, estaban los banqueros y los dueños de las grandes fábricas que, obviamente, tenían un gran poder económico y político.

Por otra, los expertos hablan de una mediana burguesía. Esta estaba compuesta de profesionales liberales, así como de comerciantes. Los dueños de las pequeñas tiendas y los trabajadores no obreros formaban la última capa, la pequeña burguesía.

En cierta forma, sustituyeron a la antigua aristocracia como elemento dirigente en la sociedad industrial.

Clase obrera

La clase obrera es otra de las que aparecieron al crearse la sociedad industrial. Parte de ella la formaron los antiguos campesinos que, ya sea por la mecanización del campo o por otras circunstancias, debieron buscar trabajo en las fábricas. Lo mismo le ocurrió a los artesanos con producción pequeña.

Desde el momento en el que la industria pasó a ser la base de la economía y de la sociedad, necesitó una masa de trabajadores para laborar en esta. La clase obrera se define como los que no son dueños de los medios de producción y venden su fuerza de trabajo por un salario.

Durante la primera etapa, las condiciones en la que vivían estos obreros eran muy malas. No tenían derechos laborales y los sueldos solo llegaban para permitir una precaria supervivencia. Esto provocó la aparición de ideologías como el comunismo, impulsado por los escritos de Karl Marx.

Este tipo de ideologías pretendían el cambio en la propiedad de los medios de producción. Estos pasarían a ser del Estado, terminándose la explotación del hombre por el hombre.

Tipos de sociedad industrial

Se pueden encontrar tres tipos diferentes de sociedad industrial dependiendo de la época. La primera es la que nace inmediatamente después de la Revolución Industrial, en la segunda mitad del siglo XVIII. La industria textil, la revolución en los transportes y la energía de vapor son sus principales puntos característicos

El segundo tipo comenzó a finales del siglo XIX. El petróleo pasó a ser la base de la económica y la electricidad se expandió por todas partes. Las industrias más importantes fueron las metalúrgicas, la automovilística y la química.

La última es la que se está produciendo actualmente, la llamada post industrial. La informática y la robótica, así como las nuevas tecnologías de la información, son sus características principales.

Concepto de sociedad industrial según Herbert Marcuse

Herbert Marcuse fue un filósofo y sociólogo alemán nacido en 1898 que se convirtió en referente para la nueva izquierda y las manifestación del Mayo francés de 1968.

Con una gran influencia del marxismo y de las teorías de Sigmund Freud, abordó críticamente la sociedad industrial de su época, especialmente en lo que se refiere a las relaciones sociales. Para él, esta sociedad era opresiva y producía la alienación de la clase obrera.

En su pensamiento, cuanto más avanzada era una civilización, más obligaba al ser humano a reprimir sus instintos naturales.

Condicionamiento del ser humano

Igualmente, pensaba que la técnica, lejos de liberar al hombre, lo había esclavizado más. Marcuse consideraba que la persecución del beneficio a toda costa y la glorificación del consumo acababa por condicionar al ser humano hasta tal punto que termina viviendo feliz en su opresión.

Por esto, solo confiaba en los elementos marginales de la sociedad, en los pueblos subdesarrollados, en los intelectuales y en los estudiantes para cambiar la situación. Para él, la clase obrera estaba demasiado comprometida y alienada por el sistema y solo los ajenos a este podían rebelarse.

Su solución era la liberación frente al sistema tecnológico y usar esa tecnología para crear una sociedad más equitativa, sana y humana.

Ejemplos de sociedades industriales

Japón

Tras la Segunda Guerra Mundial los japoneses emprendieron una industrialización total de su sociedad. Con escasos recursos naturales, debieron centrarse en el producto final.

Estados Unidos

Es el ejemplo más claro del paso de la sociedad industrial a la post industrial. Evolucionó desde la primacía de la agricultura a la de la industria y ahora vende más conocimientos y tecnología que productos tradicionales.

China

El gran peso de la agricultura en China no permite considerarla aún como plenamente industrial, aunque algunas características se estén imponiendo. Se considera en plena transición.

Latinoamérica

Aunque depende del país, los expertos no consideran que sean sociedades industriales, quizás con la excepción de Argentina.

Referencias

  1. Sociologicus. Sociología y Sociedad Industrial. Obtenido de sociologicus.com
  2. Finanzas para todos. La Revolución Industrial (1760-1840). Obtenido de finanzasparatodos.es
  3. Gómez Palacio, German David. El hombre unidimensional en su dimensión critica: De Herbert Marcuse a Rolan Gori. Recuperado de ucc.edu.co
  4. Dictionary of Sociology. Industrial Society. Obtenido de encyclopedia.com
  5. Masuda, Yoneji. The Information Society as Post-industrial Society. Recuperado de books.google.es
  6. Adorno, Theodor. Late Capitalism or Industrial Society?. Recuperado de marxists.org
  7. Koditschek, Theodore. Class Formation and Urban Industrial Society: Bradford, 1750-1850. Recuperado de books.google.es
  8. Marie-Louise Stig Sørensen, Peter N. Stearns. Revolution And The Growth Of Industrial Society, 1789–1914. Obtenido de britannica.com
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here