El Yo Biopsicosocial: Relación con el Desarrollo Humano y Componentes

El yo biopsicosocial es una teoría proveniente de la psicología y la medicina que habla de los diferentes aspectos del ser humano que nos hacen ser como somos. Los tres componentes (biológico, psicológico y social) se juntan dentro de cada persona para conformar sus características mentales y físicas.

En principio, el modelo biopsicosocial surgió con la intención de servir de explicación multicausal para algunas enfermedades, entre estas los trastornos mentales. Sin embargo, más adelante esta teoría se ha utilizado para englobar también los aspectos sanos de una persona.

El yo biopsicosocial

El modelo se utiliza principalmente para tratar enfermedades y entender mejor por qué están causadas. Sin embargo, algunos de sus críticos consideran que al tratarse de una teoría que incluye tantos aspectos diferenciados, sus explicaciones en ocasiones son muy difusas y no ayudan excesivamente a la comprensión del ser humano y sus dificultades.

Relación con el desarrollo humano

Desde la aparición del modelo del yo biopsicosocial, este ha pasado de ser una teoría que tan solo se utilizaba para explicar y entender las enfermedades, a servir para comprender mejor todo tipo de fenómenos relacionados con la experiencia humana. Uno de estos es el desarrollo de las personas.

La psicología del desarrollo se encarga de estudiar cómo va evolucionando el ser humano a lo largo de las etapas de la vida (infancia, adolescencia, vida adulta y vejez).

Además, también explora las principales dificultades que podemos encontrar en cada estadio, y la manera en la que una persona sana se transforma al pasar por cada una de estas.

Nacimiento vs. crianza

Dentro de la psicología tradicional, uno de los debates más importantes que se ha mantenido a lo largo de la historia es el de “nacimiento vs. crianza”.

La discusión tiene que ver con cuál es el factor que más pesa sobre el desarrollo, la personalidad y las características de una persona: sus genes o su educación. Recientemente el componente social también ha cobrado un gran peso en algunas teorías.

La psicología del desarrollo no es ninguna excepción. Mientras que algunos investigadores como Piaget consideran que las etapas por las que pasamos en nuestra vida están predeterminadas desde nuestro nacimiento, corrientes como la psicología conductista defienden que el entorno juega un papel fundamental en nuestra forma de ser.

Por otra parte, disciplinas como la sociología o la psicología social, aunque no niegan la importancia de la genética o el ambiente en nuestra forma de ser, opinan que nuestras relaciones y la sociedad en la que vivimos determinan en gran manera nuestro desarrollo como personas.

El enfoque del yo biopsicosocial trata de integrar estos tres elementos dentro de la misma teoría. Para sus defensores, tanto nuestra biología como nuestra crianza y nuestro entorno social juegan papeles fundamentales a la hora de transformarnos en quienes somos.

A lo largo de las últimas décadas, numerosos estudios han ido apuntando a que el enfoque biopsicosocial es el más acertado: cada uno de los elementos descritos anteriormente influye en nuestro desarrollo como personas, pero ninguno tiene un peso muy superior a los otros dos.

Componentes del yo biopsicosocial

El yo biopsicosocial está formado principalmente por tres componentes:

– El yo biológico, relacionado con nuestros genes y componentes puramente orgánicos.

– El yo psicológico, formado por el pensamiento racional, las emociones y la predisposición a la acción.

– El yo social, que tiene que ver tanto con la influencia que ha tenido la sociedad en nosotros como con el papel que representamos dentro de cada uno de nuestros círculos sociales.

Yo biológico

Gracias a campos como la medicina genética y la psicología evolucionista, hoy en día sabemos que nuestra biología tiene un gran impacto tanto sobre nuestro cuerpo como sobre nuestra mente.

Factores como los genes con los que hayamos nacido, las influencias químicas recibidas cuando aún éramos embriones, o las hormonas y neurotransmisores que nos recorren influyen enormemente en quienes somos.

Nuestros genes determinan casi por completo cómo somos físicamente (altura, peso, etc.), pero también influyen en gran medida sobre factores psíquicos, como la personalidad o el temperamento. Con este factor se pueden explicar fenómenos tan diversos como las enfermedades del corazón o la introversión.

Por otra parte, las sustancias a las que estuviésemos expuestos en el vientre materno también dejan una huella profunda que influirá en todos los aspectos de nuestra vida.

Por último, nuestras hormonas y neurotransmisores determinan tanto nuestro cuerpo físico como nuestros estados mentales.

Yo psicológico

El yo psicológico tiene que ver con aquellos factores más relacionados con nuestra mente, tanto consciente como inconsciente. Está formado por nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestra predisposición a actuar.

Nuestros pensamientos conscientes tienen un gran impacto sobre nuestra calidad de vida y desarrollo. Factores como las creencias, actitudes y formas de ver la vida pueden hacer que reaccionemos de formas distintas frente a las mismas situaciones. Por lo tanto, harán que interpretemos las experiencias de nuestro desarrollo de maneras diferentes.

Nuestras emociones influyen tanto en nuestro cuerpo como en nuestro estado de ánimo y, por lo tanto, cambiarán la forma en la que interpretemos lo que nos ocurre y lo que hagamos en respuesta.

Por último, nuestra predisposición a actuar hará que cambiemos nuestras circunstancias vitales. En función de lo que hagamos, conseguiremos unos resultados diferentes en nuestra vida, lo que influirá en nuestro desarrollo.

Yo social

La influencia de la sociedad tiene un gran impacto en quienes somos. Desde niños estamos recibiendo un mensaje determinado sobre cómo tenemos que ser o la manera correcta de comportarnos; esto hace que nuestro desarrollo se exprese de una manera diferente a como sería en otra cultura.

Por otra parte, una vez que pertenecemos a un grupo social determinado, las personas tendemos a actuar de la manera que se espera de nosotros. Esto influirá enormemente en los factores psicológicos, dado que cambian las emociones, creencias y formas de actuar.

Los factores sociales también están relacionados con nuestra biología, ya que en función de nuestros genes y nuestra personalidad tenderemos a asociarnos con determinado tipo de personas y a alejarnos de otras.

Referencias

  1. “The Biopsychosocial Perspective” en: Cliffs Notes. Recuperado en: 27 Marzo 2018 de Cliffs Notes: cliffsnotes.com.
  2. “The Biopsychosocial Model and Its Limitations” en: Psychology Today. Recuperado en: 27 Marzo 2018 de Psychology Today: psychologytoday.com.
  3. “Biopsychosocial model” en: Wikipedia. Recuperado en: 27 Marzo 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
  4. “El yo Biopsicosocial” en: Desarrollo Humano. Recuperado en: 27 Marzo 2018 de Desarrollo Humano: dh-ige.webnode.es.
  5. “El Ser Biopsicosocial” en: Psicología 1. Recuperado en: 27 Marzo 2018 de Psicología 1: mijarespsicologia1repe.blogspot.com.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here