Interacción Social: Características y Tipos Principales

La interacción social es el proceso por el cual se actúa y se reacciona ante quienes están alrededor. Incluye aquellos actos que las personas realizan unas hacia otras, y las respuestas que dan a cambio.

Es considerada un campo de estudio, también conocido como microsociología, creado por Erving Goffman.

Tener una conversación rápida con un amigo parece relativamente trivial. Goffman argumentó que estas formas de interacción social, aparentemente insignificantes, son de gran importancia en la Sociología y no deben pasarse por alto.

La interacción social es una característica fundamental en la vida. Es decir, todos los individuos, excepto aquellos que decidieron ser monjes o vivir verdaderamente como ermitaños, interactúan obligatoriamente con otros a diario, virtual o físicamente.

Según el orden social, una norma obligatoria para que sea posible el buen funcionamiento de una sociedad es la interacción social efectiva.

La microsociología se ha pasado la vida investigando, analizando y tratando de comprender la vida social a través de las interacciones de las personas y la manera en la que lo hacen.

Características de las interacciones sociales

Cuando dos o más personas se encuentran, pueden actuar entre sí de innumerables maneras.

Un desconocido, por ejemplo, puede preguntar dónde está el hotel más cercano, y otra persona puede proporcionar la información necesaria. La pregunta en este caso es el estímulo y la información dada es la respuesta.

La respuesta puede convertirse fácilmente en el estímulo periodístico, y así conducir a nuevas respuestas e “interestimulaciones”. Ésta es la interacción social, que puede involucrar a dos o más personalidades, grupos o sistemas sociales que se influyen mutuamente.

La interacción misma puede abarcar a una sola persona. Tal interacción con uno mismo ocurre cuando alguien analiza una idea dada o discute con él mismo los pros y los contras de una cuestión importante o decisión.

Los sociólogos a menudo emplean el concepto “relación social” como sinónimo de interacción social. La interacción simbólica también se utiliza con bastante frecuencia, pero este término denota la interacción a través de la comunicación humana.

La interacción social se manifiesta de muchas maneras. Un extremo está reflejado por una interacción muy intensa, mientras que el extremo opuesto consiste en el “grado cero de interacción social” o el aislamiento completo.

Por ejemplo, un niño abandonado, que no tiene contacto con otros seres humanos, representa un aislamiento que experimenta una interacción social cero.

Tipos de interacción social

Erving Goffman, el padre de la microsociología, distingue dos tipos principales de interacción:

1- Interacción enfocada

Es la interacción entre un grupo de personas que tienen un objetivo común. Estas personas pueden haber estado familiarizadas unas con otras en el pasado, o pueden haberse familiarizado en el primer momento de su interacción enfocada.

Un ejemplo de esto es un grupo de jóvenes que estudian juntos para un examen final, un equipo de fútbol o los asistentes a un concierto.

2- Interacción no enfocada

No incluye ninguna meta común ni familiaridad, ni siquiera durante el proceso de interacción. De hecho, las personas que interactúan pueden no ser conscientes de su interacción.

Un ejemplo dado por el propio Goffman es la interacción entre los peatones, que evitan colisiones desastrosas siguiendo las señalizaciones del tráfico y las regulaciones.

Las cuatro categorías de interacción social

Según Goffman, las interacciones sociales incluyen un gran número de comportamientos; tantos, que en la Sociología la interacción se divide generalmente en cuatro categorías.

Éstas son: el intercambio, la competencia, la cooperación y el conflicto. A continuación se examinarán estos cuatro tipos con más de detalle:

1- Intercambio

El intercambio es el tipo más básico de interacción social. Siempre que las personas interactúan, hacen un esfuerzo por recibir una recompensa o un retorno por sus acciones. Esta recompensa refleja que un intercambio ha ocurrido.

El intercambio es un proceso social por el cual el comportamiento social se intercambia por algún tipo de recompensa, por un valor igual o mayor.

La recompensa puede ser material (un cheque de pago en un trabajo) o no material (un “gracias” de su compañero de trabajo). Los teóricos del intercambio sostienen que el comportamiento recompensado tiende a ser repetido.

Sin embargo, cuando los costos de una interacción superan a las recompensas, es probable que las personas terminen la relación.

2- Competencia

La competencia es un proceso a través del cual dos o más personas intentan cumplir una meta que sólo una puede alcanzar.

La competencia es una característica común de las sociedades occidentales, y la piedra angular del sistema económico capitalista y la forma democrática del gobierno.

La mayoría de los sociólogos ven la competencia como algo positivo, como algo que puede motivar a la gente a alcanzar metas.

Sin embargo, la competencia también puede conducir al estrés psicológico, a la falta de cooperación en las relaciones sociales, a la desigualdad e incluso al conflicto.

3- Cooperación

La cooperación es el proceso en el cual las personas trabajan juntas para lograr objetivos compartidos.

La cooperación es un proceso social que lleva a la acción; ningún grupo puede completar sus tareas ni alcanzar sus objetivos sin la cooperación de sus miembros.

A menudo, la cooperación trabaja junto con otras formas de interacción, como la competencia. En un juego de béisbol, por ejemplo, un equipo trabajará en conjunto (cooperación) mientras intenta lograr una victoria (un objetivo que sólo un equipo puede alcanzar).

4- Conflicto

El conflicto es el proceso mediante el cual las personas se enfrentan física o socialmente.

Probablemente, el ejemplo más evidente de conflicto es la guerra, pero el conflicto también puede ser demostrado en nuestras interacciones cotidianas, tales como disputas legales y argumentos sobre la religión y la política.

El conflicto puede tener sus funciones positivas, como fortalecer la lealtad de los grupos centrando la atención en una amenaza externa. También puede conducir al cambio social, poniendo problemas a la vanguardia y obligando a los lados opuestos a buscar soluciones.

Referencias

  1. Bourdieu, P., & Passeron, J.-C. (1990). Reproduction in education, society and culture. Newbury Park: Sage.
  2. Bardis, P. (1976). Social Interaction and Social Processes.
  3. García, C., Carrasco, J., & and Rojas, C. (2017). El contexto urbano y las interacciones sociales: dualidad del espacio de actividades de sectores de ingresos altos y bajos en Concepción, Chile.
  4. Scheff, T. (2009). Microsociology. Johanneshov.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here