Los 16 Tipos de Drogas Estimulantes

Las drogas estimulantes son sustancias que producen un aumento de la estimulación cerebral. Concretamente, las sustancias estimulantes aumentan la actividad de una parte del sistema nervioso central llamada sistema simpático, que es la encargada de hacer que estemos en un estado de alerta.

De este modo, los diferentes tipos de drogas estimulantes aumentan el flujo sanguíneo del cerebro,  el estado de alerta, la atención, la energía de la persona y producen una notable agudización de los sentidos.

drug use, crime, addiction and substance abuse concept - close u

Así mismo, también aceleran funciones fisiológicas como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la tensión muscular o la respiración.

Estos efectos suelen resultar agradables y producir sensaciones gratificantes para la persona, pero las drogas estimulantes son una de las sustancias que pueden generar niveles más elevados de adicción y dependencia.

Su mecanismo de acción radica en el incremento de la liberación de distintos neurotransmisores, especialmente de la dopamina y la serotonina.

De este modo, con su consumo se produce un aumento de la presencia de sustancias químicas en las regiones intercelulares y la actividad cerebral se incrementa rápidamente.

No obstante, encontramos múltiples tipos de drogas estimulantes muy distintas que pueden producir efectos distintos.

Por lo general, se sustenta que existen sustancias psicoestimulantes más potentes como la cocaína o las metanfetaminas, y drogas estimulantes del sistema nervioso que generan efectos más leves como la cafeína.

16 tipos principales de drogas estimulantes

1- Cocaína

La cocaína es un alcaloide que se obtiene de la hoja del arbusto “Erytoxylum coca Lam” y “Erytroxylum novogranatense Hieron“.

Es considerada como una de las sustancias más estimulantes del sistema nervioso central y, además, suprime el apetito y actúa como anestésico tópico.

A nivel cerebral inhibe la recaptación de serotonina, norepinefrina y dopamina, por lo que produce un elevado incremento de estas sustancias en las regiones cerebrales.

La cocaína es altamente adictiva ya que afecta de forma muy directa y muy intensa al sistema de recompensa mesolimbico.

Entre otros efectos, su consumo puede producir agudización del estado de alerta, manía persecutoria, aumento de la violencia, anorexia, estimulación del sueño, vasoconstricción periférica, incremento de la temperatura y aumento de energía.

Así mismo, el consumo de esta sustancia suele producir hiperactividad motora y verbal, disminución de la fatiga e incremento de los placeres en alerta.

No obstante, tras los efectos de la droga pueden aparecer síntomas totalmente opuestos  como cansancio, disforia y deseo de tomar cocaína para volver a experimentar los efectos placenteros.

Con dosis muy elevadas pueden aparecer, en algunos casos, alteraciones de la capacidad crítica y discriminativa, ilusiones y/o alucinaciones auditivas, táctiles y visuales, esterotipias y convulsiones.

2- Anfetamina

La anfetamina es un agente adrenérgico sintético que estimula el sistema nervioso central.

En la actualidad, podemos encontrar dos sustancias distintas que hacen referencia al nombre de anfetamina.

La primera está compuesta por las sustancias anfetamina, dextroanfetamina y metanfetamina, mientras que la segunda alude a los estimulantes de tipo anfetamínico (ATS).

A nivel cerebral, la anfetamina actúa como agonista de los receptores presinápticos para la noradrenalina y la dopamina a nivel del sistema nervioso central.

De este modo, la droga se une a estos receptores y los activa, por lo que estimula una mayor liberación de este tipo de neurotransmisores e incrementa la actividad cerebral.

Cuando se consume, la anfetamina mejora el esta de vigilia, aumenta los niveles de alerta e incrementa la capacidad de concentración.

Así mismo, produce efectos placenteros y reforzadores, reduce los niveles de impulsividad, disminuye el apetito y aumenta la actividad motriz.

3- Metanfetamina

La metanfetamina es un potente estimulante derivado de la sustancia anfetamina anteriormente comentada.

Específicamente consta de un agente agonista drenérgico sintético, estructuralmente relacionado con el alcaloide efedrina y con la hormona adrenalina.

Aunque la metanfetamina deriva y se asemeja a la anfetamina, los efectos que provoca en el sistema nervioso central son mucho más potentes y pronunciados.

De este modo, es una sustancia mucho más adictiva que produce más efectos placenteros y que, a pesar de que también puede incrementar el estado de atención y la capacidad de concentración, se utiliza únicamente con fines recreativos.

Por otro lado, esta droga también incrementa la actividad, reduce el apetito, produce sensación general de bienestar, motiva la aparición de estados eufóricos y alivia la fatiga.

4- Cafeína

La cafeína es un alcaloide del grupo de las xantinas, un conjunto de sustancias que actúan como drogas psicoactivas y estimulantes.

Su acción principal a nivel cerebral consiste en la inhibición de los receptores de adenosina.

La adenosina es una sustancia que se encuentra en múltiples regiones del cerebro que desempeña una actividad fundamental en la supresión de la actividad neuronal.

De este modo, la cafeína actúa como psicoestimulante al inhibir esa sustancia que se encarga de suprimir y reducir el nivel de actividad del cerebro.

Su consumo produce efectos como el incremento de la atención y las habilidades perceptivas y motrices, reduce la fatiga, inhibe el sueño y desvía el metabolismo muscular induciendo el consumo de ácidos grasos.

5- Nicotina

La nicotina es un alcaloide encontrado principalmente en la planta de tabaco, con alta concentración en sus hojas.

Se ha demostrado como esta sustancia es una de las más adictivas debido al efecto directo que realiza sobre el mecanismo de recompensa cerebral.

Específicamente, la nicotina estimula los receptores nicotínicos y promueve la liberación de dopamina y noradrenalina.

La liberación de dopamina causa las típicas sensaciones de placer que experimentan los fumadores al encenderse un cigarrillo, así como la adicción que muchos consumidores desarrollan a esta sustancia.

Por su parte, el incremento de noradrenalina provoca un incremento de la vigilancia, la atención, la memoria y la concentración.

Por otro lado, como la mayoría de estimulantes del sistema nervioso central, la nicotina también inhibe el hambre.

6- Éxtasis

El éxtasis, también conocido como MDMA, es una droga empatógena perteneciente a la familia de las anfetaminas sustituidas.

Actúa en el cerebro produciendo un incremento de la producción de serotonina y dopamina.

Suele consumirse de forma oral a través de cristales o polvos de cristal, motivo por el cual también se conoce con el nombre de “cristal”.

Sus efectos inmediatos producen hipertermia y deshidratación, y consumos de cantidades elevadas puede originar un descenso excesivamente elevado de las cantidades de sodio en la sangre.

Así mismo, su consumo también suele producir pérdida de apetito, insomnio, aumento de la sudoración y la presión arterial, hiperactividad, sensaciones de euforia y pérdida parcial del dolor físico

7- Efedrina

La efedrina es una amina simpaticomimética de origen vegetal, principio activo aislado originalmente de la hierba “Ephedra distachya”.

Consta de un agonista adrenérgico que activa los receptores del sistema nervioso simpático pero que, a diferencia de otras sustancias, estimula poco el sistema nervioso central.

Su consumo suele producir verborrea, claridad mental, así como supresión del cansancio, efectos reforzadores y gratificación.

De forma posterior a los efectos iníciales, suelen aparecer otros síntomas como agitación, sensación de nerviosismo, hostilidad y temblores.

A nivel terapéutico, se aplica por vía parental para tratar los efectos hipotensores de la anestesia raquídea y por vía oral para tratar la narcolepsia y algunos estados depresivos. 

8- Pseudoefedrina

La pesudoefedrina es un agente farmacológico con acción agonista adrenérgica que se utiliza en medicina debido a sus propiedades como descongestivo sistémico para tratar la congestión nasal y de senos.

A pesar de los efectos que produce sobre el tracto respiratorio y las membranas mucosas, esta sustancia también traspasa la barrera hematoencefálica y genera efectos cerebrales.

No obstante, se ha constatado como los efectos estimulantes sobre el sistema nervioso central resultan muy residuales, por lo que afecta de forma muy leve en la sobreactivación cerebral.

9- Sida cordofila

La sida cordofila es una sustancia que proviene de las plantas de la familia “malvaceae“. Actúa como droga estimulante del sistema nervioso central ya que contiene efedrina.

No obstante, las concentraciones de esta sustancia son muy pequeñas y sus efectos cerebrales son escasos.

Su consumo suele producir efectos euforizantes y estimulantes, y se emplea principalmente como sustancia supresora del apetito.

10- Metilfenidato

El metilfenidato es un derivado anfetamínico que se utiliza con fines terapéuticos para tratar el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y la narcolepsia.

En la actualidad todavía se desconoce el mecanismo de acción específico de esta sustancia, pero se sustenta que bloquea la recaptación de noradrenalina y dopamina.

Su consumo produce efectos parecidos a los de la cafeína y las anfetaminas, aunque resulta menos potente que estos últimos.

De este modo, el metilfenidato permite incrementar los estados de alerta, mejorar la atención e incrementar la capacidad de concentración y parece tener menos efectos gratificante y adictivos que otras sustancias psicoestimulantes.

11- Modafinilo

El modafinilo es un neuroestimulante que promueve el estado de alerta y que actúa como sustancia neuroprotectora.

Su uso está indicado para el tratamiento de la somnolencia excesiva diurna asociada con narcolepsia, la somnolencia excesiva diurna asociada con apnea obstructiva del sueño y el desorden del sueño por cambio de turno laboral.

Su mecanismo de acción también resulta parcialmente desconocido aunque se concluye que comparte propiedades importantes tanto con la anfetamina como con el metilfenidato.

Así mismo, se ha descubierto como esta sustancia incrementa la liberación de norepinefrina y dopamina, así como los niveles de histamina del hipotálamo, motivo por el cual se le considera como un agente que promueve el estado de vigilia.

Por otro lado, este fármaco también permite mejorar el nivel de concentración, disminuir la fatiga asociada a la apnea del sueño o a la esclerosis múltiple y no ha mostrado poseer potencial adictivo.

12- Kath

El Kath consta de un estimulante sintético y afrodisíaco que proviene de los cultivos de “catha edulis” de África y la Península Arábica.

Su consumo provoca una dependencia psicológica moderada pero persistente y puede generar también síndrome de deprivación.

A nivel cerebral actúa como agonista de los receptores adrenérgicos, por lo que incrementa la concentración de noradrenalina.

Los efectos principales de esta sustancia son estimulantes, produciendo síntomas como euforia, bienestar, incremento de la energía, intensificación del estado de alerta, y aumento de la autoestima y la interacción social.

13- Maytenus Senegalensis

El “maytenus senegalensis” consta de un arbusto espinoso que contiene como principios activos catinona y catina.

Su consumo resulta principalmente recreacional tanto a través de la propia ingestión oral de las hojas del arbusto como mediante infusiones.

Sus efectos son muy similares a los del Kath y provoca una clara estimulación del sistema nervioso central, produciendo euforia, bienestar, incremento de energía y adicción.

14- Taurina

Las bebidas energizantes que contiene sustancias como la taurina o el inositol también constituyen drogas estimulantes del sistema nervioso central.

La taurina es un aminoácido que actúa como neurotransmisor en el cerebro e incrementa la actividad de este.

Su consumo provoca los típicos síntomas estimulantes que hemos comentado en las anteriores sustancias.

Así mismo, la intesta excesiva de taurina puede originar problemas de salud como enlentecimiento digestivo, hipertensión, dolor torácico, disfunción renal o anomalías del crecimiento.

15- Guaraná

El guaraná es el fruto del arbusto trepador de la família “sapindacea”e,  “paullinia cupana” que se encuentra en distintas regiones de la amazonia.

Esta sustancia ha sido utilizada desde tiempos inmemoriales por diferentes tribus indígenas como planta medicinal y sustancia reconstituyente, excitante y afrodisíaca.

Las semillas contienen como principio activo más importante la guarina, una sustancia que posee una composición y una actividad idéntica a la de la cafeína.

Así pues, esta sustancia pertenece al grupo de las metilxantinas y su consumo produce una clara estimulación del sistema nervioso central, incrementando la memoria y el rendimiento físico, y disminuyendo el apetito.

Por otro lado, esta sustancia también posee propiedades antioxidantes y antisépticas, y puede provocar efectos secundarios como trastornos gástricos, ansiedad, excitación cerebral, alucinaciones e insomnio.

16- Betel

El betel es la nuez que se obtiene de una planta conocida como “areca catechu”, la cual pertenece a la familia “arecaceae”.

Su principio activo es la arecolina, una sustancia estimulante del sistema nervioso central con actividad colinérgica.

Dosis pequeñas de esta sustancia producen sensaciones de euforia y dosis elevadas generar sedación.

Se utiliza con fines recreacionales y su consumo puede provocar efectos secundarios como náuseas, vómitos, diarreas y cólicos abdominales y, a largo plazo, resulta una sustancia potencialmente carcinógena.

Referencias

  1. White LM et al. Pharmacokinetics and cardiovascular effects of ma-huang (Ephedra sinica) in normotensive adults. J Clin Pharmacol 1997;37:116-22.
  1. Lloret J. Noves substancies d’abús, també anomenades drogues de disseny: MDMA, gammahidroxibutirat, ketamina, efedrina i pseudoefedrina, i taurina.. Dossiers Urg 2002;63:1550-62.
  1. Haller CA et al. Hemodynamic effects of ephedra-free weight-los supplements in humans. Am J Med 2005;118:998-1003.
  1. Saleem TP et al. Renal infarction: a rare complication of cocaine abuse. Am J Emerg Med 2001;19:528-9.
  1. Kilts CD et al. Neural activity related to drug craving in cocaine addiction. Arch Gen Psychiatry 2001;58:334-41.
  1. Seidl R et al. A taurine and caffeine-containing drink stimulates cognitive performance and well-being. Amino Acids 2000;19:635-42.
  1. McCann UD et al. Adverse reactions with 3,4-methylenedioxymethamphetamine (MDMA; “ecstasy”). Drug Saf 1996;15:107-15.
  1. Burgess C et al. Agony and ecstasy: a review of MDMA effects and toxicity. EurPsychiatry 2000;15:287-94.

DEJA UNA RESPUESTA