8 Dinámicas y Actividades de Autoestima para Niños y Adolescentes

Las 4 dinámicas y actividades de autoestima para niños y adolescentes que te mostraré son excelentes para trabajar la autoconfianza.

Tener una buena autoestima es tan importante como tener un fuerte sistema inmunológico; protege de las adversidades y de las dificultades de la vida, otorgando la fuerza para luchar contra ellas cuando se presentan.

dinámicas de autoestima

Las actividades que te comentaré te servirán como juegos para fomentar la autoestima en tus hijos diariamente; la infancia y adolescencia es una edad crítica en la que comienza a desarrollarse la autoestima.

Tú o tus hijos nunca estaréis libre de problemas, aunque podéis prepararos para enfrentarlos de manera exitosa con esta capacidad y otras como la resiliencia.

4 dinámicas y actividades de autoestima para educadores y padres

actividades de autoestima

El papel que desempeñan los educadores es muy importante. Después del hogar, la escuela es el lugar en el que más tiempo transcurren los niños.

1- Juego de las estrellas

A cada niño se le entrega una estrella que debe colorear con su color preferido. En ella deben escribir su  nombre y las tres cosas que más le gusta hacer.

Una vez que todos hayan terminado, se intercambian las estrellas con el compañero que tiene al lado. Cada uno leerá en voz alta lo que al otro compañero le gusta hacer pero sin decir el nombre. El maestro preguntará a quien corresponde esa estrella.

Esta actividad exige que el niño reflexione acerca de lo que más disfruta hacer. El hecho de leer en voz alta los gustos de otro compañero, favorece la integración de sus preferencias con la de los demás.

La pregunta del maestro, en cuanto a quien pertenece esa estrella, reforzará el sentimiento de identidad del niño. “Esa estrella es mía”, es como decir, ese soy yo.

2- Juego de las profesiones

Pedirle a cada niño que seleccione dos trabajos o profesiones que les gustaría hacer. En la orientación para hacer la selección, pedirles que tomen en cuenta qué es lo que más les gusta y qué creen que es lo mejor que pueden hacer.

Seguidamente hacer una lista con las profesiones elegidas y organizar un día de “representación teatral”. Cada uno hará el trabajo que ha seleccionado.

Por ejemplo el bombero simulará apagar un incendio, la enfermera curar a un enfermo, etc. Después de cada representación pedir que todo el grupo aplauda a cada compañero.

Esta es una buena oportunidad para que el maestro destaque frente al grupo las fortalezas y el talento que cada uno ha demostrado en su rol.

3- El juego del sobre

A cada niño, o a cada adolescente se le entrega una hoja y un sobre. En la hoja debe escribir tres defectos que reconoce en sí mismo.

También pueden ser características que no les gustan de si y que desearían cambiar. Luego colocan la lista dentro del sobre y lo cierran.

Ese sobre llevará su nombre. Se lo pasan al compañero de al lado y este deberá escribir tres cualidades o virtudes que reconoce en la persona del sobre.

Esto lo escribirá en el exterior. Luego dicho sobre se lo pasa al compañero de la derecha y este hará lo mismo.

El juego finalizará cuando el sobre llegue a manos del dueño de dicho sobre.

La finalidad de este juego es mostrarle a cada uno, que si bien tienen defectos, también tiene muchas virtudes.

De hecho cada compañero reconoce distintas virtudes, quizás algunas coincidentes. Pero en cualquier caso serán más que los defectos que él ha identificado.

En este juego los defectos no se comparten, buscando que el participante se quede con la grata sorpresa de todo lo bueno que los demás reconocen en él.

4- A quien le gusta quien

Esta actividad es ideal para plantearla entre los adolescentes. En ellos la estética y la imagen suele ser un elemento clave a la hora de hablar de autoestima.

A cada participante se le entrega una hoja con el nombre de un compañero.  Cada uno debe escribir las tres cosas que más le gusta de esa persona.

Todos tienen que elegir tres características físicas o personales que le gusten del compañero que le ha tocado.

Luego el maestro juntará todas las hojas, y leerá en forma anónima y en voz alta cada uno de los atributos.

El hecho de que sea anónimo alentará a expresar lo que en otro caso no se animarían.

El pedir que mencionen tres aspectos que les gusten, les ayudará a ver que todos tienen algo positivo y agradable.

Además, se darán cuenta que no todo pasa por lo físico. A su vez, cuando a cada uno le llegue el turno de escuchar sus cualidades, se sentirá muy contento. Incluso sorprendido de conocer aspectos de sí que otros valoran como positivos.

Actividades de autoestima

adolescente con autoestima

Los padres juegan un rol fundamental en la creación de una sólida y positiva percepción del niño sobre sí mismo.

La familia es el lugar en donde el niño es querido y valorado tal y cuál es. Desde que es un bebé, incluso dentro del vientre materno, el niño percibe sensaciones de valor.

Naturalmente no puede discernir esos valores pero los recibe como estímulos, que serán positivos o negativos dependiendo de sus figuras de autoridad.

5- Asignar tareas concretas

Asígnale a tu hijo cada semana por ejemplo, una tarea específica. “Esta semana tienes que recoger todos tus juguetes y guardarlos en su lugar”.

Puede ser  un ejemplo sencillo, en el que claramente le das una responsabilidad. El hecho de que le hayas encomendado algo, le transmite el mensaje de que tú crees que él puede hacerlo.

Esa confianza que estás depositando en tú hijo, hará que el sienta el compromiso de responder frente a ella. Además de tener un objetivo a lograr, tendrá un deber “moral” que cumplir.

6- Emplea frecuentemente las palabras “por favor” y “gracias”

Muchas veces puedes omitir agradecerle a tú hijo por algo que ha hecho. Seguramente no lo haces porque piensas que no lo valorará como tal.

Sin embargo, cuando le pides por favor algo a alguien, le transmites respeto. Eso le hará sentir que tiene valor  y por tanto reforzará su autoestima.

7- Pregunta y escucha con atención

Además de las preguntas más “triviales” como ¿tienes hambre o frío?, hazle preguntas de calidad.

¿Qué significa y que objetivo persigue este ejercicio? Sencillamente darle a tú hijo el espacio suficiente para que se exprese.

Estimularlo mediante preguntas  más exigentes, como por ejemplo “¿qué fue lo que más te gusto de lo que hicieron hoy en la escuela?”.

De esa forma “obligarás” a que tenga que describir sensaciones o pensamientos. Cuando lo haga escúchalo con mucha atención.

Si el televisor está encendido por ejemplo, entonces baja el volumen para escucharlo. De esa forma el entenderá que lo que tiene para decir es importante.

Nunca interrumpas su conversación por atender el móvil. Lo que tu hijo tiene para contarte es más importante, y ese mensaje es el que tienes que transmitirle exactamente.

8- Destaca lo positivo y mejora lo negativo

Ningún extremo es bueno, y esto es una ley casi universal. Todos los niños, incluyendo tus hijos, tienen defectos y virtudes. Rasgos de su personalidad o conductas que te gustan más o menos.

Cuando lo bueno se pone de manifiesto no pierdas la oportunidad de expresarle claramente tu orgullo. “Te felicito hijo por la buena tarea que has hecho”, puede ser un buen ejemplo de reconocimiento.

Por el contrario, si ha sumado 2 más 3 y eso no le da 5, entonces hay que decirle el error. Pero hay que decírselo de una manera positiva.

Generarle inmediatamente una segunda oportunidad, o una tercera si fuera necesaria es muy importante. Cuando logre el resultado correcto, hazle ver que fue capaz de superar la dificultad.

La autoestima es conocerse a sí mismo con virtudes y defectos, y tener confianza en la propia capacidad para superar dificultades.

Aplicando estos ejercicios, tus hijos podrán fortalecerse interiormente y de este modo prepararse de la mejor manera posible para las vicisitudes de la vida.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es la opinión general que tienes de ti mismo, se trata de un juicio sobre ti mismo, a la vez que una actitud sobre ti mismo.

Incluye:

  • Creencias. Por ejemplo “valgo mucho” o “soy competente”
  • Emociones: de orgullo, vergüenza, autorespeto, triunfo…

Si tienes una autoestima alta, tendrás un sentido de satisfacción que viene de reconocer y apreciar tu propio valor, amándote a ti mismo y aceptándote.

Es muy importante para tu bienestar psicológico, para tener relaciones personales sanas y para tener una vida exitosa.

Lo contrario es tener un concepto negativo de ti mismo y es entonces cuando se da una autoestima negativa o baja.

¿Porqué es tan importante trabajar la autoestima en los niños?

Toda percepción y concepto que tienes sobre ti mismo, forma parte de  un proceso de desarrollo. Este proceso comienza cuando eres un niño y se construirá a lo largo de toda tu vida.

De aquí, la gran importancia de que este proceso comience tempranamente. Para ello tienes que ofrecerles a los niños experiencias que le permitirán crear un sentido positivo de sí mismo.

Si un niño tiene baja autoestima tenderá a desarrollar un comportamiento negativo y ansioso, a través del cual se sentirá menos seguro y sensible frente a los demás.

Estas vivencias lo harán más proclive a tener dificultades en su proceso de aprendizaje, en su desempeño académico, e incluso dificultades para crear vínculos afectivos duraderos.

Para facilitar el desarrollo de una autoestima positiva, existen distintos ejercicios y dinámicas tanto educadores como padres pueden realizar.

A continuación te planteamos algunas de los más importantes y con base en los siguientes ejes temáticos: la autoestima adquirida desde la cabeza, inspirada desde el corazón y proyectada a la vida cotidiana.

¿Y tú conoces otras dinámicas o actividades? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!

Referencias

  1. www.slideshare.net/ROSHAUN/como-trabajar-la-autoestima
  2. http://www.amapamu.org/actividades/jornadas/VIjornadas/Autoestima.pdf
  3. https://sites.google.com/site/runachaykanan/

4 Comentarios

  1. Hola yo conozco una dinámica llamada “El círculo”, es parecido a la actividad “A quién le gusta quién” pero con la diferencia de que todos ponen una virtud a todos. Primeramente se colocan todos los participantes en un círculo, como su nombre lo indica, después cada participante pone su nombre en una hoja de máquina y comienza a circular la hoja, en el trayecto todos colocan una virtud de esa persona hasta que la hoja llega llena al dueño.

    Saludos

  2. Me parece muy buen artículo, conozco una dinámica muy parecida, pero se trabaja en grupo, se pega una hoja en la espalda de cada niño, y se hace un círculo, cada uno escribe algo positivo que conozca de la personalidad del que tiene adelante y se van rolando hasta terminar, entonces el niño se quita su hoja y lee todas las opiniones favorables que tienen de él

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here