Evidencias de Aprendizaje: Tipos y Ejemplos

Las evidencias de aprendizaje son pruebas que determinan si un estudiante está aprendiendo. En primer lugar, un profesor debe determinar cómo puede saber que sus estudiantes están aprendiendo y cómo ir recolectando esa información durante todo el proceso de aprendizaje.

El uso de evidencias de aprendizaje tiene efectos positivos sobre el aspecto organizacional de una institución educativa porque facilita la evaluación de los programas que se están realizando, y así es posible determinar el impacto y la eficacia de lo que se pretendía lograr.

Evidencias del aprendizaje

Sin embargo, puede encontrarse barreras como falta de tecnologías, falta de acceso a los datos necesarios, falta de tiempo y otros aspectos como la actitud organizacional hacia el uso de evidencias. Otra dificultad es que la calidad de las evidencias de aprendizaje obtenidas está relacionada con la claridad de qué pregunta se quiere responder. 

Es decir, con relación al objetivo al que se quiere llegar gracias a las evidencias de aprendizaje. Las evidencias de aprendizaje se dividen dependiendo de lo objetivas que son y el tipo de preguntas que respondan con respecto al aprendizaje de los estudiantes.

De esta forma, se dividen en evidencias directas e indirectas. Una buena evaluación debería basarse en ambos tipos de evidencias, debido a que en general las directas suelen dar información objetiva y cuantificable, mientras que las evidencias indirectas suelen dar información más cualitativa sobre por qué puede estar dándose o no el aprendizaje.

Tipos

Dentro de los tipos de evidencias de aprendizaje hay dos grandes grupos. En primer lugar destacan las evidencias directas, que se centran en los resultados de aprendizaje como conocimientos, habilidades, actitudes y hábitos que se evalúan tras terminar un programa.

En segundo lugar están las evidencias indirectas, que usualmente se centran en los procesos, los factores de entrada y el contexto.

Estas evidencias pueden ayudar a entender por qué los estudiantes están o no aprendiendo, y se pueden utilizar durante la aplicación de un programa.

Evidencias directas

Este tipo de evidencia de aprendizaje es visible, objetivo y tangible. Es un tipo de evidencia que muestra exactamente qué ha y qué no ha aprendido un estudiante. Con las evidencias directas se puede responder a la pregunta “¿Qué ha aprendido?”.

Se dice que este tipo de evidencia de aprendizaje, por sus propias características, podría pasar la prueba del “escéptico”; es decir, que un escéptico podría dudar de ciertos tipos de evidencias, como por ejemplo, autoevaluaciones sobre habilidades de escritura.

Pero esta misma persona tendría más problemas para dudar de una muestra de escritura realizada por el estudiante, y evaluada a partir de criterios claros y basados en estándares.

Las evidencias directas son claves para la evaluación de un programa, ya que dan información sobre el nivel de consecución de resultados dentro del programa. Estas evidencias suelen ser las más utilizadas como estadísticas en los ámbitos institucional y político.

Evidencias indirectas

Este tipo de evidencias de aprendizaje son pruebas de que el estudiante probablemente está aprendiendo, pero no determinan con claridad qué o cuánto está aprendiendo.

Con las evidencias indirectas se puede responder a la pregunta “¿Qué dice haber aprendido?”. Dentro de este tipo de evidencias están los siguientes niveles:

Reacción

La satisfacción del estudiante con la experiencia de aprendizaje.

Aprendizaje

Qué han aprendido a partir de la experiencia de aprendizaje.

Transferencia

Uso de lo que han aprendido en otras situaciones (en el futuro, al estudiar otra cosa, en la comunidad, etc.).

Resultados

Cómo lo que han aprendido les ayuda a lograr sus objetivos.

Todos los anteriores son evidencias indirectas del aprendizaje de los estudiantes y, por lo tanto, también serán importantes en la evaluación de programas de aprendizaje.

Otros tipos específicos

Evidencia de procesos de aprendizaje

Este tipo de evidencia realmente es indirecta, ya que tiene que ver con los procesos de aprendizaje como el tiempo pasado en la tarea y las oportunidades de aprendizaje.

Aunque es un tipo de evidencia que no pasaría la prueba del escéptico, sí puede aportar información importante. Por ejemplo, siguiendo el ejemplo anterior sobre la escritura, una evidencia de que probablemente los estudiantes están aprendiendo sobre escritura es que pasen mucho tiempo en la tarea de escritura.

Otro ejemplo es el uso de la biblioteca y préstamos en los libros relacionados con la asignatura o temáticas específicas.

Este tipo de evidencia también es relevante para la evaluación de programas porque puede dar más pistas sobre por qué los estudiantes están o no aprendiendo. 

Otro aspecto importante es que estas evidencias se pueden recolectar mientras el proceso de aprendizaje está dándose y no cuando finaliza.

Evidencia sobre factores de entrada

Este es otro tipo de evidencia indirecta y está relacionada con factores que estaban dados antes de iniciar el programa, ya sea porque el estudiante venía con estos o porque están relacionados con la infraestructura.

Por ejemplo, algo que puede estar afectando el aprendizaje de los estudiantes son factores como proporción de estudiantes y profesores en clase, las becas ofrecidas, la formación de los profesores, el presupuesto para los programas, equipamiento, etc.

Evidencia sobre contextos de aprendizaje

Este tipo de evidencia indirecta está relacionada con el ambiente en que el aprendizaje se da.

Por ejemplo, los intereses futuros de los estudiantes, las demandas de los empleadores de la zona, las necesidades del mercado laboral, los factores culturales relacionados con el aprendizaje, entre otros.

Ejemplos

Evidencias directas

A continuación se presentan algunos ejemplos de este tipo de evidencia que buscan determinar qué aprenden los estudiantes:

-Registros de archivo.

-Observaciones conductuales.

-Entrevistas de competencias.

-Muestras de trabajos del estudiante (exámenes, informes, ensayos, etc.).

-Proyectos finales.

-Defensas y presentaciones orales.

-Evaluaciones de desempeño.

-Simulaciones.

Evidencias indirectas

Estos son ejemplos de evidencias de aprendizaje indirectas, donde se puede ver lo que el estudiante dice haber aprendido:

-Cuestionarios de aprendizaje.

-Entrevistas sobre cómo les ayudó el aprendizaje.

-Encuestas de satisfacción.

-Reflexiones.

-Grupos focales.

-Premios.

Referencias

  1. Coburn, C. y Talbert, J. (2006). Conceptions of Evidence Use in School Districts: Mapping the Terrain. American Journal of Education, 112(4), pp. 469-495.
  2. Kirkpatrick, D. y Kirkpratick, J. (2006). Evaluating Training Programs, Third Edition. San Francisco: Berret-Koehler.
  3. Suskie, L. (2009). Assessing student learning: A common sense guide (2nd ed.). San Francisco: Jossey-Bass.
  4. Vanderbilt University Center for Teaching (2013). Gathering Evidence: Making Student Learning Visible.
  5. Volkwein, J. F. (2003). Implementing Outcomes Assessment on Your Campus. The RP Group eJournal.
COMPARTIR
Psicóloga. Me gusta encontrar cosas nuevas que aprender todos los días. "En algún lugar, algo increíble espera ser descubierto" (Carl Sagan)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here