¿Qué fue el Plan Molotov?

El Plan Molotov fue un sistema propuesto por la Unión Soviética para aportar ayuda económica a los países que quedaron en su zona de influencia tras la II Guerra Mundial. El nombre proviene del entonces Ministro de Asuntos Exteriores soviético, Viacheslav Mólotov.

Al final de la guerra, Europa había quedado prácticamente destruida por completo. El continente, además, se había dividido en dos partes: una bajo la influencia estadounidense y, la otra, gobernada por partidos comunistas bajo la influencia de Moscú y que englobaba a casi todos los países del este.

Países del Plan Molotov – Fuente: [en.wikipedia.org/wiki/user:paj.meister] [Public domain]

Ante eso, Estados Unidos ofreció ayuda económica para la reconstrucción de los países afectados por el conflicto, incluidos los del bloque del este. Sin embargo, el gobierno de Stalin rechazó la idea, ya que consideraba que era una táctica estadounidense para ganar poder en los países de su órbita ideológica y política.

La respuesta soviética fue presentar su propio Plan de ayuda, canalizada mediante acuerdo bilaterales. Este proyecto pronto evolucionó hacía uno mayor, el CAME o COMECON, que se mantuvo en vigor hasta 1991.

Antecedentes

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos y la Unión Soviética se encontraban en punto de inflexión. Por una parte, aún parecía posible que ambos países pudieran cooperar. Por otra, la división de las áreas de influencia parecía que iba a desembocar en tensiones irreparables.

Los sistemas políticos y económicos eran totalmente contrapuestos, pero habían logrado colaborar en asuntos puntuales como los juicios de Nuremberg o los Tratados de París de 1947.

La prolongación de la ocupación soviética de Irán provocó su primer choque diplomático en 1946. Tras este, se sucedieron muchos otros, hasta que, finalmente, quedo claro que el mundo se dirigía hacia una configuración bipolar.

Esto acabaría desembocando en la Guerra Fría, en la que las dos superpotencias se enfrentaron de manera indirecta durante varias décadas.

Plan Marshall

Tras finalizar el conflicto mundial, desarrollado en gran parte en suelo europeo, el continente se encontraba con las infraestructuras destruidas y con muchas dificultades para recuperarse.

Estados Unidos se convirtió en la potencia mundial más importante. El general Marshall lanzó una propuesta a los países europeos para ayudar a la reconstrucción. Esta fue muy bien recibida tanto en Londres como en París, al igual que en otros países europeos.

El llamado Plan Marshall no excluía a la Unión Soviética ni a los países de su esfera de influencia y muchos en los EE.UU pensaban que también aceptaría la ayuda estadounidense.

La Conferencia sobre el Plan tuvo lugar en París, el 27 de junio de 1947. Entre los asistentes se encontraba Viacheslav Mólotov, el ministro de Relaciones Exteriores soviético. El propósito del encuentro era discutir las necesidades de los países europeos y acordar qué cantidades serían destinadas a cada uno de ellos.

Sin embargo, para sorpresa de muchos asistentes, los soviéticos rechazaron el Plan. EL motivo fue, según el propio Molotov, que era “una injerencia de ciertos países en los asuntos económicos interiores de otros países. A pesar de que Checoslovaquia y Polonia quisieron participar, el gobierno de Stalin lo impidió.

Objetivos

Como se ha apuntado anteriormente, el Plan Molotov fue la respuesta al Plan Marshall propuesto por los Estados Unidos.

Al igual que ocurría con el plan estadounidense, el presentado por el ministro de Exteriores soviético tenía como objetivo ayudar a la reconstrucción de los países afectados por la Segunda Guerra Mundial. La diferencia era que solo estaba dedicado a los del bloque oriental.

Muchos historiadores señalan que existía un objetivo escondido tras esa ayuda, tal y como también ocurría con el Plan Marshall. La ayuda económica a los países de su entorno sería una gran forma de aumentar su influencia, consiguiendo que acabaran dependiendo de su ayuda.

Medidas previstas

El Plan Molotov consistía en destinar una parte del presupuesto de la Unión Soviética a ayudar económicamente a los países del bloque del este, que habían pasado a estar gobernados por los partidos comunistas tras la Segunda Guerra Mundial.

Los participantes en el programa serían Polonia, Hungría, Rumanía, Checoslovaquia, Bulgaria, Albania y Alemania del Este. La Yugoslavia de Tito, por su parte, rompió pronto con el régimen soviético y prefirió presentarse como país no alienado.

El plan se canalizaría mediante una serie de acuerdos comerciales bilaterales. Finalmente, su aplicación práctica se plasmaría en la creación del CAME, una alianza económica de los países socialistas.

Consecuencias

Algunos historiadores afirman que el Plan Molotov no se llegó a poner en marcha. Otros, aún reconociendo que eso es cierto, señalan que fue el germen de la creación del CAME, mucho más ambicioso.

CAME o COMECON

El Plan Molotov desembocó en poco tiempo en la creación del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) Esta organización, conocida también como COMECON en occidente, fue un acuerdo entre los países de la Europa del Este para colaborar entre ellos económicamente.

Su aparición data de la Conferencia de representantes celebrada en Moscú en enero de 1949, en la que participaron e Bulgaria, Hungría, Polonia, Rumania, la URSS y Checoslovaquia.

En abril de ese mismo año se celebró la primera sesión de la organización, cuyas decisiones fueron tomadas por unanimidad, en teoría, hasta principios de 1960.

Tras esos primeros años, la organización se amplió con la entrada de otros países de la esfera comunista. Así, la República Democrática Alemana, Mongolia y Vietnam ingresaron algo después y, en 1972, se les unió Cuba.

De esta forma, el CAME pasó de ser una institución que agrupaba a unos pocos países cercanos geográficamente a convertirse en una especie de internacional socialista con miembros de tres continentes.

Entre los acuerdos que aprobó se encuentran los principios que regulaban la cooperación entre sus miembros en temas económicos.

Funciones

La CAME fue mucho más allá en sus objetivos de lo que pretendía el Plan Molotov. Mientras que este tan solo buscaba que la URSS prestara ayuda económica a los países de su entorno, la nueva organización era más ambiciosa.

De esta forma, su propósito era promover la unificación y coordinación de las acciones en pos del desarrollo de una economía planificada. De igual forma, buscaba favorecer el progreso económico, científico y técnico de los países miembros. Su fin último era ponerse alcanzar el nivel de los países occidentales en estos ámbitos.

Disolución

La caída del bloque comunista, en 1991, supuso la desaparición del CAME. En su momento había llegado a controlar el 10% del tráfico mundial de mercancías. Al disolverse, esa cifra se había reducido en tres puntos porcentuales.

Referencias

  1. Wikipedia. Plan Molotov. Obtenido de es.wikipedia.org
  2. Esteve, Eduardo. Guerra Fría. Obtenido de blog.uchceu.es
  3. EcuRed. CAME. Obtenido de ecured.cu
  4. History.com Editors. Soviet Union rejects Marshall Plan assistance. Obtenido de history.com
  5. Wikiwand. Molotov Plan. Obtenido de wikiwand.com
  6. Revolvy. Molotov Plan. Obtenido de revolvy.com
  7. Shmoop. The Marshall Plan: Molotov Plan, 1947. Obtenido de shmoop.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here