15 Sorprendentes Beneficios de las Manzanas para la Salud

Los beneficios de las manzanas para la salud son numerosos: mejoran el sistema inmune, previenen enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares, mejoran la salud dental y la visión, tratan la anemia, ayudan a mantener la línea y otros que a continuación te explicamos.

La manzana es una fruta pomácea comestible. Su color varía, siendo verde en sus puntos menos maduros y rojiza en su plenitud.

beneficios de las manzanas

El manzano, árbol de la manzana, apareció en un primer momento entre la zona del Mar Caspio y el Mar Negro. Tiene forma redondeada y abierta, llegando a medir más de 12 metros de altura en algunos casos.

Sus hojas son ovaladas, de un color verde intenso, características por desprender un grato aroma al estrujarlas.

En cuanto a sus flores, suelen ser de color rosa cuando se abren, pero gradualmente se van tornando a un color blanco con el paso del tiempo.

Para la obtención de la manzana, se deja crecer su árbol de dos a tres años. Su cultivo se suele realizar de manera corriente en viveros. Es allí donde se preparan en dos partes:

  • Un portainjerto, que es la planta en la que se realiza un injerto.
  • Un injerto, que es lo que ayudará a proporcionar la futura copa del manzano.

15 sorprendentes beneficios de la manzana

1- Mejoran tu sistema inmune

Las manzanas son ricas en un tipo de compuestos vegetales denominados fitoquímicos. Estos inhiben la proliferación celular y regulan al sistema inmunológico y la inflamación, ayudando en la lucha contra enfermedades crónicas.

En concreto, el fitoquímico más común que se puede encontrar es el flavonoide.

Los antioxidantes también son otro punto importante a tratar. Las manzanas se encuentran entre los alimentos con más porcentaje de este componente. Estas moléculas luchan contra los diferentes radicales libres de nuestro cuerpo.

Respecto a ellos, un estudio realizado en 2004 por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, concluyó que esta fruta se sitúa entre las 15 primeras con más antioxidantes por porción.

Igualmente, la fibra también se trata de un nutriente crucial. Una manzana al día supone el 17% – 4 gramos de fibra soluble – de la fibra necesaria diariamente. Además, nos sirve también para mejorar mejorar la flora intestinal.

2- Reducen la probabilidad de sufrir enfermedades cerebrovasculares y cardiovasculares

Su ingesta continuada consigue que los niveles de colesterol LDL (considerados “malos”) disminuyan, evitando que se produzca un endurecimiento de las arterias – ateroscleroris – , y por consiguiente, un derrame cerebral o un ataque al corazón.

En 2012 la Universidad Estatal de Ohio realizó un estudio con 51 participantes. Se formaron tres grupos: unos comieron manzanas, otros suplementos antioxidantes y el último placebo.

El grupo que consumió manzanas redujo hasta un 40% el colesterol en sangre, y como consecuencia, la probabilidad de contraer un problema cardíaco.

3- Disminuye el riesgo a padecer diabetes

Habría que mencionar que las manzanas no actúan de la misma manera para todas las personas en este tipo de casos. Aun así, por lo general, ayudan a prevenir la diabetes del tipo 2.

Así lo ha afirmado el Boletín de Harvard, apoyado por Isao Muraki, profesor perteneciente al Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard:

Los datos que hemos obtenido apoyan que se aumente el consumo de frutas para prevenir la diabetes”.

Por tanto, consumir manzanas es una buena elección para intentar frenar la aparición de la diabetes.

4- Excelentes para la dentadura

Las manzanas contienen un efecto astringente que limpia y desintoxica nuestros dientes gracias a las propiedades bacterianas que poseen. De esta manera se prevendrá la aparición de caries dentales.

Incluso su masticación ayuda a que la producción de saliva en nuestra boca aumente considerablemente.

Pese a esto, no debemos olvidarnos de cepillarnos los dientes: comer manzanas ayuda, pero obviamente es mucho más eficaz lavarnos los dientes.

5- Prevención contra cálculos biliares

Un alto nivel de colesterol hará que se formen cálculos biliares – especialmente en la vesícula –, debido a la solidificación de la bilis. Esto ocurre más asiduamente en personas que sufren obesidad.

Debido al alto porcentaje en fibra de la manzana, ayuda a mantener la liquidez de la bilis y previene los cálculos biliares

6- Mejoran la visión

En su composición, la manzana contiene grandes niveles de vitaminas A y C que actúan en nuestros vasos sanguíneos oculares.

¿Cuales son sus efectos?

  • La vitamina A ayuda a nuestra córnea, fortaleciéndola y disminuyendo la probabilidad de sufrir una degeneración macular. Para hacernos una idea de su importancia, esta vitamina se añade a las gotas que se utilizan para lubricar los ojos.
  • Por otro, la vitamina C funciona como un antioxidante que protege nuestros ojos frente a cataratas, degeneraciones maculares o perdidas de agudeza visual

7- Previenen el cáncer

Debido a los diferentes antioxidantes que poseen, las manzanas actúan contra los radicales libres, evitando la formación de células cancerígenas.

Especialmente hablamos de un antioxidante denominado procianidinas. Este ayuda a prevenir diferentes cánceres, pero especialmente el de colon.

Como dato, gracias a una investigación realizada, se conoce que las personas que consumen una manzana o más al día, disminuyen el riesgo de padecer cáncer de colon en un 20 % y el cáncer de mama en un 18%.

Respecto al cáncer de páncreas, son los flavonoides los que consiguen prevenirlo. Según la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer, el consumo de manzana reduce su prevención en un 23% de probabilidades.

8- Protección frente al síndrome metabólico

La protección del Sindrome Metabólico se describe como la “conjunción de varias enfermedades o factores de riesgo en un mismo individuo que aumentan las probabilidades de padecer enfermedades cerebrales, cardiovasculares o incluso diabetes”, la manzana hace que los efectos de este mengüen.

En este conjunto de enfermedades encontramos alta presión sanguínea, cinturas más anchas, alto nivel de triglicéridos, o azúcar en sangre cuando estemos en ayunas por ejemplo.

Según un estudio realizado por el Doctor Victor Fulgoni en 2008, el 27% de los consumidores de manzana tienen menos probabilidades de ser diagnosticados con el Síndrome Metabólico.

El doctor afirmó que los adultos que comen manzanas y sus derivados tienen cinturas más pequeñas, menor grasa abdominal, presión arterial baja y menor riesgo de desarrollar el Síndrome Metabólico.

9- Lucha contra enfermedades degenerativas

Los antioxidantes consiguen que las probabilidades de contraer Parkinson u otra enfermedad degenerativa como el Alzheimer se vean mermadas.

Para este beneficio, se recomienda ingerir la manzana con la cáscara incluida, para mantener todos sus antioxidantes.

Por otro lado, los flavonoides y la quercetina, presentes en la manzana, pueden funcionar como un potente reductor de riesgo de este tipo de enfermedades.

Estudios afirman que los hombres puede reducir considerablemente las probabilidades de contraer Alzheimer.

Otra investigación publicada en La Revista de la Enfermedad del Alzheimer, explica que el jugo de manzana aumenta la producción de aceticolina en el cerebro, un neurotransmisor que mejora nuestra memoria.

10- Ayudan a mantener la línea

Un estudio demostró que las mujeres que ingierían una manzana y media al día, perdían aproximadamente un kilo y medio tras 12 semanas.

Esto se produce gracias a las altas cantidades de fibra que contienen, disminuyendo la cantidad de energía en el cuerpo. La combinación es perfecta para rebajar unos kilos de más.

Nuestro estómago se vaciará más lentamente, lo cual significa que nos sentiremos más llenos durante más horas, comeremos menos, y absorberemos más eficazmente los nutrientes.

Food Chemistry, concluyó en 2014 tras un análisis de siete variedades de manzanas, que estas actuaban sobre las bacterias intestinales buenas. Así se consigue que se luche contra los trastornos relacionados con la obesidad.

11- Nos protege de problemas intestinales

La fibra que contiene la manzana, ayuda a luchar contra los problemas intestinales. Entre estos encontramos diarrea, estreñimiento o el Síndrome del Intestino Irritable.

La fibra funciona según dos vertientes, dependiendo del tipo de problema que padezcamos:

– Una vertiente para ayudarnos a ir al baño

– La otra para dejar de ir al baño.

Aunque parezca contradictorio, la fibra funciona como un regulador intestinal que funciona según nuestras necesidades. 

12- Mejoran el sistema respiratorio

Los antioxidantes encontrados en la piel y cáscara de la manzana, funcionan como un antihistamínico natural y antiinflamatorio, mejorando el sistema respiratorio.

Un estudio realizado en el año 2007, reflejó que las madres que consumieron manzanas durante su embarazo consiguieron que sus hijos fueran menos propensos a sufrir asma o sibilancias.

Además, se demostró que las manzanas eran el único alimento relacionado directamente con la reducción de los problemas respiratorios. Las mujeres que consumían más cantidad, vieron reducidos los problemas en un 27% en sus hijos.

13- Tratan la anemia

Gracias al hierro que se puede encontrar en la composición de las manzanas, la anemia ya no será un problema tan grave.

Se sabe que la anemia se produce debido a una deficiencia en la sangre de hemoglobina, la cual se puede reponer con hierro. Como consecuencia, el número de glóbulos rojos en nuestro cuerpo aumentará, y por ende, nuestra salud se verá reforzada.

Como plus a este beneficio, hay que señalar que el aumento de glóbulos rojos mejorará la oxigenación del cuerpo, por lo que nuestros órganos funcionarán de una manera mucho más fluida y correcta.

14- Potencia nuestro sistema inmunológico

Cuando caemos en una enfermedad es dificultoso reponerse y volver a sentirnos fuertes. Debido a esto, la manzana se ha utilizado como objeto de recuperación.

Por ejemplo, gracias a sus nutrientes – especialmente la pectina –, esta fruta aumentará nuestra fortaleza muscular por una parte o activará más rápidamente nuestras defensas en cuestión de caer enfermos.

En estudios realizados con animales, se observó que su recuperación se aceleró en un 50% gracias a la inyección de pectina.

Curiosidades

  • La variedad de manzanas es amplia. En Estados Unidos se cultivan más de 2500 tipos de manzanas, mientras que en el mundo, la cifra asciende a 7500.
  • La manzana no tiene colesterol. Tampoco sodio ni materia grasa.
  • Un 25% de la materia de la manzana es aire. De ahí deriva su capacidad para flotar.
  • La ciencia basada en el cultivo de la manzana se llama pomología.
  • Las principales potencias productoras de manzanas en Europa son Polonia, Francia, Italia y Alemania.
  • A nivel mundial, los mayores productores son China, Estados Unidos, Turquía, Polonia e Italia.
  • De entre las muchas frutas que consumían los griegos y romanos, la manzana era la preferida por estos, estando siempre presente en las fuentes de comida de sus banquetes.
  • La manzana se trata, ni más ni menos, de uno de los símbolos más importantes en el cristianismo: es la fruta lo que desterró a Adán y Eva del paraíso.
  • Esta rica y sabrosa fruta se trata de una de las preferidas por la población. En Europa, de media se consumen un total de 20 kilos por persona al año.
  • Se encontraron manzanas pre – carbonizadas en refugios correspondientes a la prehistoria en Suiza.
  • Sorprendentemente, las manzanas fueron denominadas como “bananas de invierno “ en los tiempos coloniales en los Estados Unidos.
  • El tiempo de maduración de las manzanas se multiplica por diez si no están refrigeradas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here