Ciberbullying: Características, Causas y Consecuencias

El Ciberbullying (CB) o acoso virtual es un acto agresivo e intencionado, llevado a cabo de manera repetida, mediante el uso de formas de contacto electrónicas por parte de un grupo o de un individuo contra una víctima que no puede defenderse fácilmente.

Así pues, el Ciberbullying es ese acto reiterativo de acosar, agredir y dañar a otra persona a través de medios telemáticos: internet, telefonía móvil, etc.

Ciberbullying

En los últimos años se ha producido un gran avance de la tecnología y de los medios digitales, y cada vez utilizamos el internet para un mayor rango de actividades, especialmente esas relacionadas con la comunicación.

Redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, aplicaciones de mensajería como Whatsapp, Skype, Viver, servicios de mensajería electrónica como Hotmail, Gmail, Yahoo…

Todos ellos nos permiten comunicarnos de una forma fácil y rápida, pero al mismo tiempo nos adentran a todos nosotros en un mundo virtual.

Este mundo virtual cobra especial importancia cuando lo utilizan niños y adolescentes, ya que acceden de una forma directa y autónoma (muchas veces sin la vigilancia de sus padres) a un mundo difícil de controlar.

Y es aquí donde aparece el CB, cuando niños y adolescentes utilizan estas plataformas para acosar, agredir o atacar psicológicamente a otros menores con una aparente libertad y un escaso control.

Dicho esto, cabe remarcar que cuando hablamos de CB estamos haciendo referencia a ese abuso que se realiza entre iguales.

Es decir: el Ciberbullying es el acto que hace un niño o adolescente de acosar a otro niño o adolescente de su misma edad (o parecida).

Por lo tanto, se excluyen de este término todas esas situaciones en las que no hay menores en ambos extremos del acoso.

¿Es lo mismo el Ciberbullying que el acoso escolar?

niña maltratada

Aunque el origen del CB y el acoso escolar (Bullying tradicional) pueda ser el mismo y ambos tipos de acoso guarden muchas similitudes, no son exactamente lo mismo.

Evidentemente, el CB puede representar una forma de acoso escolar en el momento que un menor (o más de uno) empieza a realizar acciones de acoso y agresión a un compañero de clase a través de internet.

No obstante, el Ciberbullying no siempre lo realiza un compañero de la escuela. Como hemos dicho, el acceso al mundo virtual de una forma más o menos autónoma, expone al menor a un mayor número de personas que en el mundo real.

Esto hace que pueda empezar a recibir CB por parte de cualquier niño, independientemente de si le conoce o no.

Además, se han connotado ciertas diferencia entre el CB y el Bullying tradicional:

  1. El Ciberbullying puede ser realizado por cualquier menor, sin necesidad de que sea compañero de la escuela.

  2. A diferencia del Bullying tradicional, cuando el acoso es realizado por un grupo de menores, en el CB no suele haber un liderato manifiesto de ninguno de los componentes.

  3. En el Bullying tradicional predomina el acoso por parte de niños, en el CB en género se reparte más equitativamente.

  4. El Ciberbullying lo pueden realizar niños poco sociables y con pocos amigos, hecho contrario al Bullying tradicional que suelen llevarlo a cabo
    niños con alta popularidad entre su grupo de iguales.

  5. En el CB el anonimato del abusón es muy sencillo.

  6. Las víctimas del CB suelen ser niñas, en el Bullying tradicional predominan los niños.

No obstante, se estima que las consecuencias del Ciberbullying y las del Bullying tradicional son muy similares.

¿Cómo se manifiesta el Ciberbullying?

niños con ordenador

El Ciberbullying se puede manifestar de cualquier manera, ya que los medios telemáticos ofrecen una gran variedad de formas de expresión.

De hecho, la manifestación del CB queda reservada a la imaginación que pueda aplicar el acosador dentro del mundo tecnológico.

No obstante, existen una serie de acciones de CB que se presentan con mayor frecuencia que otras.

Con el objetivo de identificar mejor posibles casos de Ciberbullying y delimitar un poco mejor este fenómeno que a menudo puede resultar ambiguo, a continuación comentaré las 10 manifestaciones más usuales de CB.

  1. Publicar y compartir con perfiles públicos de internet contenido que pueda perjudicar, avergonzar o humillar a la persona. El contenido pueden ser imágenes reales o formateadas, datos personales, opiniones, expresiones, etc.

  2. Suplantar a la víctima en webs o redes sociales, creando un perfil falso con el nombre y fotografías de la persona. Los perfiles suelen editarse con contenido negativo o humillante para, como en el caso anterior, avergonzar o ultrajar a la víctima.

  3. Utilizar perfiles como el anteriormente descrito para añadirlo en webs destinadas a la mofa o ridiculización. Un ejemplo habitual suele ser dar de alta perfiles de la víctima en webs donde se trata de votar a la persona más fea, tonta, patosa, etc. Posterior se divulga el perfil con el objetivo de que lo vea la mayor cantidad de personas posible.

  4. Utilizar los perfiles falsos de la víctima para escribir en primera persona a modo de confesiones sobre determinados acontecimientos, siempre con un discurso humillante. Las temáticas suelen ser sexuales, personales, anécdotas satíricas, etc.

  5. Hacerse pasar por la víctima en foros o chats, expresándose de una forma agresiva o provocadora, con el objetivo de crear conflictos con personas para que estas, posteriormente, le recriminen su comportamiento a la víctima (no al acosador el cual no muestra su identidad).

  6. “Hackear” las claves de acceso del correo electrónico o las cuentas en redes sociales de la víctima para leer sus mensajes, violar su intimidad, crear conflictos con sus contactos y cambiar la contraseña para que la víctima no pueda volver a acceder en sus propias cuentas.

  7. Provocar a la víctima en los servicios webs que utiliza y que contengan moderador (chats, foros, juegos on-line), para conseguir que esta responda de forma violenta, y posteriormente denunciar su reacción para que sea excluida o expulsada.

  8. Dar de alta la dirección de correo electrónico de la víctima en sitios webs desagradables o que no sean de su agrado para que reciba “spam” en su correo.

  9. Hacer circular por la red rumores sobre comportamientos o acciones reprochables de la víctima, para que su círculo social lo lea, lo crea y ejerzan sus propias formas de represalia o acoso. De este modo, el acosador consigue que otras personas ajenas al Ciberbullying también reprochen o acosen a la víctima.

  10. Hablar con la víctima directamente a través de chats o aplicaciones de correo instantáneo como Whatsapp, enviándole mensajes amenazantes, reiterativos y frecuentes, con el objetivo de molestarle o intimidarle.

Estadísticas del Ciberbullying

niña con mac

El Ciberbullying es un fenómeno que va en aumento, y desde que surgieron las nuevas tecnologías cada vez se constatan más casos.

De hecho, la gran prevalencia de este problema hace que recientemente se hayan realizado numerosos estudios.

Sin embargo, los resultados obtenidos en cada estudio son muy dispares, y hoy en día todavía no se puede proporcionar un cifra exacta.

En lo que sí parece haber acuerdo es:

  • El porcentaje de estudiantes afectados por el CB es muy alto, ya sea de forma moderada (menos de una vez por semana) o severa (más de una vez por semana).

  • En Estados Unidos y Asia es donde se recogen mayores prevalencias (55%), Europa y Canadá (25%), Sudamérica (22%).

  • A modo general, entre un 40 y un 55% de los estudiantes están implicados de algún modo en el Ciberbullying (víctimas, agresores u observadores).

  • Entre un 20% y un 50% dicen haber sido víctimas de CB, aunque de ellos solo entre un 2% y un 7% forma severa.

  • Cuanto más uso se hace de las TIC, mayor es el riesgo de ser tanto agresor como víctima de Ciberbullying.

  • Los porcentajes encontrados en la prevalencia de CB son cada vez mayores, por lo que tal y como hemos dicho, se constata un aumento de esta problemática entre los jóvenes.

Haciendo hincapié en este último punto, podríamos encontrar como posibles explicaciones al incremento de la prevalencia del CB los siguientes aspectos:

  1. Aumento de la disponibilidad de las nuevas tecnologías entre los menores.

  2. Incremento de la importancia social que juega el mundo virtual en las vidas de los menores.

  3. Menor percepción de daño causado por parte del agresor: al acosar por internet, los efectos del acoso son menos visible incluso para el propio hostigador.

  4. Mayor número de víctimas (ya que el agresor no necesita ni conocer a su víctima para empezar el CB) y mayor sensación de impunidad (ya que puede conservar su anonimato tras la pantalla).

  5. Aumento de redes sociales, facilidad para comunicarse con gente, crear grupos, contactos, etc. en internet.

Consecuencias del Ciberbullying

niño aislado

EL CB tiene consecuencias negativas para todos los implicados (agresores, víctimas y observadores), aunque lógicamente, los que salen peor parados son las víctimas.

A través de distintos estudios, se ha demostrado que el CB causa los mismo efectos que el Bullying tradicional, y el hecho de que la agresión sea virtual y no de forma directa o física, no constituye un efecto protector sobre la víctima.

Las consecuencias que se han demostrado hoy en día sobre el Ciberbullying son las siguientes:

  • Las víctimas de CB tiene mayores probabilidades de sufrir síntomas depresivos y de ansiedad, problemas de comportamiento y ajuste social, y consumo de drogas.

  • La víctimas de CB ven mermada su autoestima y autoconfianza, empeoran sus resultados académicos, y disminuyen sus relaciones sociales.

  • Muchas víctimas de CB se pueden convertir en acosadores.

  • El CB produce sentimientos de ira, rabia, tristeza, frustración e indefensión en las víctimas.

  • Los ciber-agresores suelen tener mayor probabilidad de desconexión moral, falta de empatía, personalidad y comportamientos antisociales, absentismo escolar, consumo de drogas y conducta delictiva

¿Qué deben hacer si eres menor?

Para prevenir y gestionar el CB:

  1. Se muy cuidadoso con los datos, fotografías e información personal que introduces en la red. Intenta que esta información esté sólo disponible para tus contactos.

  2. Ten mucho cuidado con los que expones en chats o foros públicos, no proporciones nunca información sobre ti, no sabe quién hay al otro lado de la pantalla.

  3. No respondas a provocaciones por internet, sobre todo si no conoces al provocador.

  4. Cuando seas acosado es preferible que guardes pruebas del CB (mensajes, fotografías, etc.), apagues el ordenador o móvil y consultes a un adulto.

¿Qué deben hacer los adultos?

Para solucionar un problema de CB es importante:

  1. Transmite confianza al menor para que si tiene algún problema como este no dude en acudir a ti, si intenta solucionarlo por su cuenta la cosa se puede complicar.

  2. Cuando seas informado responde con calma y serenidad, apoya al menor y dile que le ayudarás a solventarlo.

  3. Indaga sobre el problema en cuestión, y presta atención a su gravedad. Si el agresor posee datos personales como domicilio o centro escolar y la violencia del acoso es elevada, no estará de más acudir a la policía.

  4. Si el CB es menos grave ayuda a tu hijo a eliminar sus cuentas de internet y borrar todos sus datos en la red para que el agresor no pueda volver a contactar con él.

  5. Si el ciber-agresor es compañero de la víctima, acude a adultos de su ámbito para que te ayuden a solventarlo (profesores del centro, padres o familiares del agresor, etc.).

¿Has sufrido alguna vez Ciberbullying? Cuéntanos qué sabes sobre este fenómeno para ayudar a los lectores. ¡Muchas gracias!

Referencias

  1. Flores J (Abril, 2008). Ciberbullying. Guía rápida. Descargado el 13 de septiembre de 2010 de http://www.pantallasamigas.net/
  2. Hernández Prados, M. A.; Solano Fernández, M. I. (2005). La seguridad de los menores en Internet. Actas II Jornadas Nacionales TIC y Educación. TICEMUR.
  3. Mora Merchán JA (2008). Cyberbullying: Un nuevo reto para la convivencia en nuestras escuelas. Informació Psicològica, 94, 60-70
  4. Ortega R, Sánchez V y Menesini E (2002) Violencia entre iguales y desconexión moral: un análisis transcultural. Psicothema, 14, 50-62.
  5. Tokunaga RS (2010). Following you home from school: A critical review and synthesis of research on cyberbullying victimization. Computers in Human Behavior, 26, 277-287.
  6. Ybarra M, Diener-West M y Leaf P (2007). Examining the overlap in Internet harassment and school bullying: Implications for school intervention. Journal of
    Adolescent Health, 41, 42-50.
  7. Fuente imagen 2.
  8. Fuente imagen 3.
  9. Fuente imagen 4.
COMPARTIR
Graduado en Psicología y Máster en Psicopatología Clínica del Adulto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here