Prosencéfalo: Características, Desarrollo y Proceso de Diferenciación

El prosencéfalo es una parte del cerebro primitivo que se localiza en la porción anterior del encéfalo. Resulta una estructura que se desarrolla durante la fase embrionaria y que posteriormente pasa a dividirse en más estructuras.

El prosencéfalo resulta pues una estructura básica para entender el desarrollo del cerebro humano. Durante el desarrollo del embrión, este se compone de tres estructuras principales: prosencéfalo, mesencéfalo y rombencéfalo.

Posteriormente, las tres estructuras principales del cerebro se van desarrollando y dividiendo en más regiones encefálicas.

En este sentido aparece la diferenciación, es decir, el proceso mediante el cual las estructuras del embrión y del feto van haciéndose cada vez más complejas y desarrolladas.

Características del prosencéfalo

El prosencéfalo es una de las primeras estructuras cerebrales en formarse en el embrión. De hecho, el cerebro se origina a través de una dilatación o vesícula que aparece en el extremo cefálico del tubo neural. Esta dilatación es lo que se conoce como prosencéfalo.

Ciertos autores optan por nombrar esta región del encéfalo como cerebro anterior, pero ambas nomenclaturas hacen referencia a la porción anterior del cerebro durante la fase de desarrollo del embrión.

De forma más concreta, en un embrión el cerebro del feto puede dividirse en tres estructuras básicas y principales: el prosencéfalo, el mesencéfalo y el rombencéfalo.

El prosencéfalo engloba la región del cerebro que se localiza en la porción anterior, el rombencéfalo constituye el cerebro posterior y el mesencéfalo hace referencia al cerebro medio.

En este sentido, el prosencéfalo es una de las principales estructuras del cerebro de los embriones y resulta una región principal a la hora de permitir el desarrollo del sistema nervioso central.

La principal característica del prosencéfalo es el proceso de diferenciación al que este es sometido. Es decir, el prosencéfalo no es una estructura que permanece en el cerebro humano, sino que sólo está presente durante la fase embrionaria.

A medida que el embrión se va desarrollando, el prosencéfalo lleva a cabo un proceso de desarrollo que modifica la organización cerebral.

Desarrollo morfológico e histológico del sistema nervioso central

Durante la fase de desarrollo del embrión, el cerebro del feto presenta una estructura reducida y muy simple que dista mucho de las complejas estructuras que conforman el cerebro humano.

De hecho, en la actualidad el cerebro humano presenta una infinidad de regiones y estructuras con funciones y propiedades anatómicas diferentes. En cambio, durante el desarrollo del embrión el cerebro presenta únicamente tres estructuras.

Estas tres estructuras son el propio prosencéfalo que abarca la porción anterior del cerebro, el mesencéfalo que constituye el cerebro medio y el rombencéfalo que conforma el cerebro posterior.

Así pues, desde un punto de vista histológico, el prosencéfalo es la parte anterior del cerebro que, posteriormente, pasará a dividirse en muchas otras regiones y estructuras.

De forma general, los principales cambios morfológicos que dan lugar al desarrollo morfológico e histológico del sistema nervioso central son:

Prosencéfalo

El prosencéfalo es la división principal que experimenta el sistema nervioso central durante su desarrollo embrionario.

No obstante, en el cerebro humano no se connota ninguna estructura denominada prosencéfalo, ya que esta adquiere dos subdivisiones principales: el telencéfalo y el diencéfalo.

En este sentido, el desarrollo morfológico del sistema nervioso central motiva la subdivisión del prosencéfalo en dos grandes estructuras cerebrales: el telencéfalo y el diencéfalo.

Por otro lado, la región cerebral denominada prosencéfalo es la estructura que da lugar, a través de su desarrollo, a la aparición del tercer ventrículo (referente al diencéfalo) y los ventrículos laterales (referentes al telencéfalo).

Finalmente, cabe destacar que las estructuras principales que se derivan del prosencéfalo en el cerebro humano son: la corteza cerebral, los ganglios basales, el tálamo y el hipotálamo.

Mesencéfalo

El mesencéfalo es otra de las tres grandes regiones mediante las cuales se divide el cerebro durante la fase de desarrollo embrionario. A diferencia el prosencéfalo, esta estructura no experimenta ninguna subdivisión, por lo que en el cerebro adulto todavía se connota la presencia del mesencéfalo.

No obstante, el desarrollo morfológico e histológico de esta región cerebral de lugar a la aparición de estructuras y ventrículos que no están presentes en un primer momento. Estas son: el acueducto de Silvio y el tectum.

Rombencéfalo

Finalmente, el rombencéfalo define la tercera gran estructura del sistema nervioso central durante la fase de desarrollo del embrión.

De la misma forma que sucede con el prosencéfalo, el rombencéfalo experimenta un subdivisión y da lugar a la aparición de dos estructuras cerebrales principales: el metencéfalo y el mielencéfalo.

Así mismo, el desarrollo morfológico e histológico de esta región cerebral motiva el desarrollo del cuarto ventrículo y de estructuras altamente relevantes como el cerebelo, la protuberancia o el bulbo raquídeo.

Proceso de diferenciación

La diferenciación es el proceso mediante el cual las estructuras del embrión y el feto van desarrollándose y adquiriendo cada vez propiedades más amplias y complejas.

En este sentido, el primer paso respecto a la diferenciación del cerebro resulta la formación de un tubo neural de tres vesículas en el extremo del cerebro primitivo.

Estas tres vesículas resultan vitales a la hora de iniciar el desarrollo del cerebro. Concretamente, la vesícula anterior forma el cerebro anterior o prosencéfalo, la segunda vesícula da lugar al cerebro medio o mesencéfalo y la tercer vesícula forma el cerebro posterior o rombencéfalo.

Así mismo, el rombencéfalo se desarrolla de tal modo que establece conexión con el resto del tubo neural primitivo y acaba por transformase en la médula espinal.

Subdivisión del prosencéfalo

El prosencéfalo es una estructura que motiva la constitución de elementos cerebrales importantes para el desarrollo del sistema nervioso central. Concretamente, el prosencéfalo da origen a:

  • Dos vesículas ópticas que a través del proceso evolutivo se separan del prosencéfalo y constituyen las dos retinas del ojo (una en el ojo derecho y otra en el ojo izquierdo). Este hecho pone de manifiesto dos elementos principales: el prosencéfalo juega un papel principal en el desarrollo de la visión, y la retina, al contrario de lo que puede parecer, es un tejido que forma parte del sistema nervioso central.
  • Las vesículas telencefálicas las cuales adquieren un desarrollo lento y paulatino. Cuando estas vesículas completan su desarrollo originan los hemisferios cerebrales.
  • El diencéfalo, el cual resulta una estructura única que a su vez se diferencia en múltiples regiones cerebrales importantes como el tálamo o el hipotálamo.

Estructuras desarrolladas a partir del prosencéfalo

El prosencéfalo resulta una estructura cerebral simple y poco desarrollada. No obstante, constituye una región del encéfalo básica ya que da lugar a la formación de estructuras altamente importantes del cerebro.

De forma más específica, el prosencéfalo origina el desarrollo del telencéfalo, la región más superior del encéfalo. El telencéfalo contiene estructuras importantes como los núcleos basales o el núcleo accumbens, que se encargan de interconectar la corteza cerebral con regiones subcorticales.

Así mismo, el prosencéfalo origina el desarrollo del diencéfalo, una región del encéfalo que contiene estructuras importantes como el hipotálamo, el tálamo o el epitálamo.

Diencéfalo

El prosencéfalo se desarrolla hasta acabar subdividiéndose en diencéfalo y telencéfalo. El diencéfalo es la parte del encéfalo que se sitúa entre el mesencéfalo (cerebro medio) y el telencéfalo.

Las regiones anatómicas más importantes que presenta esta región del encéfalo son: hipotálamo, subtálamo, tálamo, epitálamo y metatálamo.

a) Hipotálamo: constituye un pequeño órgano que se sitúa en el interior del lóbulo temporal intermedio del cerebro. Conforma la base del tálamo, lugar donde se localiza la hipófisis, y desempeña funciones relacionadas con la regulación del sistema hormonal, las actividades viscerales autónomas, los impulsos sexuales y las sensaciones de hambre y sed.

b) Subtálamo: es una pequeña estructura que contiene el núcleo rojo y la sustancia gris del cerebro.

c) Tálamo: resulta la región más importante del diencéfalo. Está formado por dos masas voluminosas situadas bajo los hemisferios cerebrales y constituye la vía de entrada para todos los estímulos sensoriales excepto el olfato.

d) Epitálamo: Resulta una estructura del diencéfalo que se sitúa sobre el tálamo y comprende la hipófisis (glándula neuroendocrina), los núcleos habenulares y las estrías medulares.

e) Metatálamo: es una región que contiene el cuerpo geniculado medial, una estructura que actúa como una estación de retransmisión de los impulsos nerviosos entre el pedúnculo inferior y la corteza auditiva.

Telencéfalo

El telencéfalo es la región más superior del encéfalo, la cual se sitúa por encima del diencéfalo. Esta región que se deriva del prosencéfalo contiene dos estructuras principales: el cuerpo estriado y la amígdala.

  • Cuerpo estriado: es una estructura que contiene los núcleos basales (caudado y putamen), los cuales se encargan de interconectar el diencéfalo con la corteza cerebral. Así mismo, es una estructura relacionada con el movimiento corporal y el refuerzo.
  • Amígdala: es una estructura que forma parte del sistema límbico junto al tálamo, el hipotálamo, el hipocampo y el cuerpo calloso. Su principal función radica en el procesamiento de emociones.

Referencias

  1. Afifi, A.K. (2006). Neuroanatomía funcional. Mexico:McGraw-Hill/Interamericana.
  2. Bear, M.F.; Connors, B.W. i Paradiso, M.A. (2008). Neurociencia. La exploración del cerebro. Barcelona: Wolters Kluwer/Lippincott Williams and Wilkins España.
  3. Bear, M.F.; Connors, B.W. i Paradiso, M.A. (2016). Neuroscience. Exploring the brain. (Fourth edition). Philadelphia: Wolters Kluwer.
  4. Carlson, N.R. (2014). Fisiología de la Conducta (11 Edición). Madrid: Pearson Educación.
  5. Darbra i Marges, S. y Martín-García, E. (2017). Mecanismos de la herencia humana: modelos de transmisión genética y anomalías cromosómicas. En D. Redolar (Ed.), Fundamentos de Psicobiología. Madrid: Editorial Panamericana.
  6. Del Abril, A; Caminero, AA.; Ambrosio, E.; García, C.; de Blas M.R.; de Pablo, J. (2009) Fundamentos de Psicobiología. Madrid. Sanz y Torres.
  7. Felten, D.L.; Shetten, A.N. (2010). Netter. Atlas de Neurociencia (2ª edición). Barcelona: Saunders.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here